Ingredientes:
– 3 patatas medianas
– 100 grs de jamón serrano en un trozo
– ½ kilo de almejas grandes
– 2 pimientos choriceros
– 2 cebolletas
– 2 dientes de ajo
– caldo de verduras
– unas hebras de azafrán
– unas ramitas de perejil
– unos granos de pimienta negra
– sal y aceite de oliva

Preparación:
Una vez retirados los rabillos y las semillas, abrimos los pimientos y se dejan en remojo en un cuenco con agua templada. En otro cuenco con agua fría, dejamos las almejas para que suelten la tierra. En el mortero machacar los dientes de ajo con unos granos de pimienta, unas ramitas de perejil muy picadas y unas hebras de azafrán. Desleír con unas cucharadas de caldo y reservar.

Luego, en la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas muy picadas. Pochar a fuego suave hasta que se ablanden. Mientras, retirar la grasa del jamón y lo cortamos en tiras. Pelar las patatas y se cascan en trozos medianos. Cuando el sofrito esté a punto, incorporar el jamón y las patatas a la cazuela y damos unas vueltas.

A continuación, incorporar el majado y la pulpa de los pimientos choriceros. Cubrir con caldo en cantidad suficiente. Sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante veinte minutos, moviendo de vez en cuando y comprobando por si fuera necesario añadir algo más de caldo. Pasado el tiempo de cocción, enjuagar las almejas y las incorporamos al guiso. Agitar suavemente, tapar y dejamos al fuego hasta que se abran. Servir enseguida.

Esta receta es original del blog “¿Qué comemos hoy?” de Laura Vichera.