El característico sabor del cordero, genera un gusto en el paladar que puede no resultar del agrado de todos los comensales. Desde Con cuchillo y tenedor proponemos un plato que potencia el sabor de la paletilla de cordero mediante la unión de gustos muy diferentes entre sí