Los helados artesanales se convierten en un efectivo antĂ­doto contra el calor con sabores tan refrescantes como manzana, pera y yogur.