En el mortero preparamos un majado con los dientes de ajo, unos granos de pimienta, las hebras de azafrán y unos tallos de cebollino picados. Luego, limpiar las costillas, retirar parte de la grasa, se enjuagan y se escurren...